La Distribuidora continúa ejecutando su Plan de Normalización de Instalaciones y Control de Pérdidas en Junín con el fin de eliminar las conexiones clandestinas y garantizar la seguridad de sus usuarios.

Alejandro Biancosino, Gerente de Área Junín de EDEN, señala: “Venimos realizando estas inspecciones para normalizar las conexiones clandestinas que no sólo constituyen un delito penado por ley sino que además representan un riesgo para la seguridad”. Y agregó: “Realizamos operativos diariamente en distintos puntos de la ciudad. La comunidad debe ser consciente que estas conexiones también reducen la calidad del servicio de los vecinos, por ello alentamos a regularizar y denunciar estas prácticas”.

Las consecuencias de las conexiones clandestinas son graves y ponen en riesgo la vida de los usuarios:

  • Riesgo en viviendas: una conexión irregular al entrar en contacto con estructuras como rejas, portones, alambrados o protecciones puede hacer que éstas queden energizadas, generando un riesgo para la seguridad de la familia y los vecinos.
  • Electrocución: una conexión irregular al servicio, sumada a instalaciones interiores deficientes, puede generar que los artefactos del hogar se dañen o queden electrificados y, al entrar en contacto con las personas, provoquen accidentes que podrían llegar a ser fatales.
  • Incendios: cuando el cableado que suministra la electricidad a las viviendas se encuentra fuera de norma, puede generar cortocircuitos o recalentamientos por sobrecargo de consumo, provocando incendios.

EDEN abre las puertas de la sucursal para que todo usuario se acerque a consultar y regularizar su situación. También recuerda que la línea 0810-999-3336 está disponible de lunes a viernes de 8 a 18 hs. para denuncias anónimas de conexiones clandestinas y el correo electrónico atencionalusuario@edensa.com.ar