Durante operativos realizados por EDEN en el marco de su Plan de Normalización de Instalaciones, se detectaron y denunciaron conexiones clandestinas en un bar y un taller mecánico.

En presencia de escribano se labraron tres actas por conexiones directas a la red que pretendían evitar la registración del consumo real de energía eléctrica. Luego se realizaron las denuncias correspondientes por hurto de energía (art. 162 del Código Penal), en la Fiscalía N° 4 de San Nicolás a cargo del Dr. Ariel Tempo.

Luis Espíndola, Gerente de EDEN en San Nicolás, destacó: “Venimos realizando semana a semana operativos de normalización de instalaciones en diferentes zonas de la ciudad para detectar este tipo de fraudes ”.

Y agregó, “seguiremos realizando estos operativos para terminar con las conexiones clandestinas, que ponen en riesgo la vida de las personas, dañan las instalaciones y afectan el servicio de los vecinos”. “Las puertas de la sucursal están abiertas para que los usuarios se acerquen para regularizar su situación”.

EDEN recuerda los riesgos que representan las conexiones clandestinas:

  • Riesgo en viviendas: una conexión irregular al entrar en contacto con estructuras como rejas, portones, alambrados o protecciones puede hacer que éstas queden energizadas, generando un riesgo para la seguridad de la familia y los vecinos.
  • Electrocución: una conexión irregular al servicio, sumada a instalaciones interiores deficientes, puede generar que los artefactos del hogar se dañen o queden electrificados y, al entrar en contacto con las personas, provoquen accidentes que podrían llegar a ser fatales.
  • Incendios: cuando el cableado que suministra la electricidad a las viviendas se encuentra fuera de norma, puede generar cortocircuitos o recalentamientos por sobrecargo de consumo, provocando incendios.

Denuncias anónimas de conexiones clandestinas: 0810-999-3336 de lunes a viernes de 8 a 18 hs/ atencionalusuario@edensa.com.ar