Una instalación eléctrica es considerada segura, confiable y eficiente cuando ha sido realizada por un electricista calificado y habilitado.

Deberá respetar estrictamente los lineamientos definidos por la Reglamentación para la Ejecución de Instalaciones Eléctricas en Inmuebles de la Asociación Electrotécnica Argentina utilizando materiales normalizados según Normas IRAM o Norma Internacional de reconocido prestigio (IEC, ANSI/IEEE). Además deberá cumplir con las aprobaciones de las autoridades de aplicación que tienen incumbencia sobre proyectos eléctricos provinciales y/o municipales.

CONDICIONES BÁSICAS PARA QUE UNA INSTALACIÓN SEA SEGURA

Deberá instalarse:

  • Interruptor general de protección seleccionado en función de la carga y demanda de potencia (hasta 32A para conexiones monofásicas y hasta 25A para las trifásicas). En caso de consumos elevados, uno por cada circuito independiente.
  • Disyuntor/Interruptor diferencial general (30mA / 200 ms). Si actúa cortando la energía, es indicador de algún inconveniente en las instalaciones, por lo que es recomendable no anularlo y proceder al control por parte de un electricista habilitado.
  • Como mínimo un interruptor termomagnético o una combinación de interruptor termomagnético más un disyuntor/interruptor diferencial.
  • Conductor de puesta a tierra cuyo valor de la resistencia deberá ser inferior a 10 ohms. Cada toma corriente debe contar con puesta a tierra, de modo tal, que cada artefacto tenga la conexión a tierra de la instalación.
  • Como mínimo dos circuitos independientes separando las funciones de los mismos. En una vivienda, por ejemplo, según el grado de electrificación del inmueble, debe instalarse un circuito para la iluminación, otro para los tomacorrientes y un circuito exclusivo para cada artefacto de alto consumo que se instale tales como: lavarropas con secado, horno eléctrico, termotanque eléctrico, aire acondicionado, etc.

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE ARTEFACTOS E INSTALACIONES EN EL HOGAR

  • Protegé las instalaciones con interruptores termomagnéticos e interruptores/disyuntores diferenciales, revisando periódicamente el funcionamiento de los mismos
  • No sobrecargues los circuitos conectando a un mismo tomacorrientes varios artefactos, o utilizando alargadores /zapatillas como instalaciones permanentes.
  • Revisá periódicamente tus instalaciones eléctricas con un electricista matriculado.
  • Utilizá materiales normalizados según IRAM u otra norma internacional de reconocido prestigio como EN, IEC, ANSI, entre otros.
  • Ejecutá tu acometida de acuerdo a lo establecido en el Reglamento de Acometidas, dando así cumplimiento a lo dispuesto por la Resolución del Organismo de Control de la Energía Eléctrica N° 92/2008 (T1 – Residenciales y Comerciales) y N° 113/2014 (T4-Rurales).
  • Respetá los lineamientos definidos por la reglamentación para la Ejecución de Instalaciones Eléctricas en Inmuebles de la Asociación Electrotécnica Argentina y cumplí con las aprobaciones de las autoridades de aplicación que tienen incumbencia sobre proyectos eléctricos provinciales y/o municipales.
  • A la hora de comprar un artefacto, asegurate que posea sellos de calidad IRAM o equivalentes como UL o CE.

¿QUÉ FALLAS PUEDEN PRESENTARSE CON MAYOR FRECUENCIA?

  • En la aislación de un conductor: Se trata de una situación peligrosa para los habitantes del hogar, el ejemplo más común es un cable pelado o un cable cuya cubierta aislante ha sido dañada. En la mayoría de los casos es detectado por un disyuntor diferencial que actúa cortando el suministro de energía.
  • Un cortocircuito: Cuando se tocan las partes metálicas de dos cables o elementos energizados que normalmente se encuentran aislados o protegidos.
  • Un circuito cortado: Cuando se corta un cable o se interrumpe la continuidad del circuito en un artefacto.
  • Un falso contacto: Cuando se producen cortes de tensión en forma intermitente.

Ante cualquier falla avisá de inmediato a un electricista habilitado cuando detectes problemas en la instalación eléctrica interna de tu vivienda. No anules los elementos de protección, interruptores o disyuntores diferenciales.

¿QUÉ MEDIDAS DE PROTECCIÓN PODEMOS TOMAR?

  • Mantené los artefactos eléctricos fuera del alcance de los niños.
  • Colocá tapas protectoras en los tomacorrientes.
  • No utilices artefactos eléctricos estando descalzo, con las manos mojadas o el piso húmedo.
  • Evitá la utilización de artefactos eléctricos cerca de lugares húmedos (bañera, ducha, lavatorio, etc.).
  • No utilices alargadores o zapatillas para instalaciones permanentes.
  • No sobrecargues los circuitos conectando al mismo tomacorriente varios artefactos.
  • Desconectá los artefactos eléctricos desde la ficha y no tirando del cable.
  • Para cambiar lámparas cortá previamente la electricidad desde el tablero.
  • No utilices cables cortados, gastados o que hayan sido reparados.
  • No conectes la puesta a tierra del lavarropas a ninguna canilla, caño de gas o agua.
  • En caso de ingresar agua al domicilio por tormentas o inundaciones, cortá la electricidad accionando el interruptor general.

Una instalación en malas condiciones es un factor de riesgo para tu familia, desperdicia energía y puede dañar los artefactos.